¿Estas preparado para tener un asistente virtual como compañero de trabajo?

Según IDC, en 2020 el 85% de las interacciones con clientes serán gestionadas con inteligencia artificial, y Gartner predice que en 2020 los asistentes virtuales serán responsables de una creación de valor anual de más de 8 billones dólares.

Vivimos en una sociedad en la que hay una obsesión por categorizarnos a cada uno de nosotros, metiéndonos en un perfil determinado, con el fin de ofrecernos servicios y productos concretos.

En este artículo hablaremos que en la actualidad estos perfiles a parte de para venderos productos también nos sirven para entablar conversaciones en los departamentos de atención al cliente de las empresas.

Se trata del fenómeno de la hiperespecialización, la cual es posible gracias a las herramientas de big data, permitiéndonos usar un tono en el lenguaje y unas expresiones determinadas, según las características del cliente.

Si a eso le sumamos el alto grado de conocimiento de nuestro cliente en cuestión de milisegundos, tenemos al «Nadal» de los call centers.

¿Te imaginas que toda la información de tus clientes contenidas en tu software de gestión la pudieses utilizar en cada conversación desde el inicio?

Nuestros clientes lo agradecerían puesto que es muy probable que acertemos en lo que quieren y de que manera lo quieren y a nosotros como empresa nos ahorraría tiempo y mejoraría nuestro servicio de atención al cliente.

Se acabo tratar a todo el mundo de la misma manera, la forma de acercarse, proponer cosas, tratarle de tu o de usted, o incluso la apariencia y voz del asistente virtual será distinta en función del usuario y de la intención y objetivos que tengamos en esa conversación.

Podremos competir en muchas cosas, pero en esto parece ser que los asistentes virtuales gracias a la inteligencia artificial, nos comerán el terreno en muy pocos años.

Tampoco nos podemos volver ahora locos y poner a los asistentes virtuales en la primera linea para todo. Hay que ir poco a poco, para que tanto nuestros clientes como los propietarios asistentes virtuales se adapten a este nuevo escenario en el que ellos lo saben todo sobre nosotros.