fbpx

En este artículo os ofrecemos diversos consejos contra los robos en verano. No es un tópico: Las vacaciones son el periodo en el que más robos sufren las comunidades de vecinos, o al menos así lo cifra una encuesta elaborada por la empresa de seguridad Digitis Mantenimiento, al asegurar que el 90% de las sustracciones en este ámbito se producen durante la etapa vacacional. ¿Cómo podemos frenarlo? Basta con aplicar una serie de reglas básicas para reducir esa estadística tan alarmante. No abráis a desconocidos: parece de perogrullo, pero suele ser relativamente sencillo acceder a una finca ajena respondiendo al clásico “quién es” con un recurrente “yo”. Cerciórate bien de quién se esconde tras ese “yo”, y si no es una voz familiar, haz las averiguaciones pertinentes para confirmar que, la persona que está a las puertas de la finca, efectivamente conoce a alguien del portal. Obviamente, los supuestos comerciales o técnicos deben estar vetados si no han confirmado antes la visita.

Mantened cerrados todos los accesos a la comunidad: tanto puertas como ventanas han de estar convenientemente cerradas. Si hay un portero físico es más fácil controlar los accesos, pero si la finca no tiene tal garantía de seguridad siempre conviene tenerlo todo bien bloqueado. Tanto en el caso de la escalera como de las cocheras, es buena idea esperar a que se cierre la puerta de acceso para asegurarnos de que nadie intenta colarse.

Fomentad la seguridad mutua: compartid con los vecinos que os vais de vacaciones y preguntad cuando se van ellos para evidenciar que hay vida en la finca. Al recoger la correspondencia de los vecinos borraremos la huella de su ausencia y, sabiendo que están fuera, al escuchar ruidos en la vivienda aledaña u observar presencias sospechosas podremos informar a la policía.
Instalad cámaras de seguridad en la comunidad: las cámaras son los ojos de los vecinos; además de disuadir a los ladrones, permiten saber quién merodea por los alrededores de la comunidad y, en el caso de que finalmente acceda de manera ilegal, los moradores de la finca tendrán pruebas para incriminarlo en un hipotético juicio. En este artículo os dábamos todas las claves para la instalación de cámaras en comunidades de vecinos.

Por último, pero no menos importante, haced uso de las fuerzas y cuerpos de seguridad. No cabe hacerse el héroe en un supuesto allanamiento de la finca, es preferible tener en la agenda el teléfono de la Policía y hacer uso de él cuando la situación se complica. Tanto si la finca está siendo traspasada con nosotros, como cuando llegamos de las vacaciones y encontramos que la comunidad ha sido desvalijada. En este enlace encontraremos el teléfono de denuncias y una serie de medidas complementarias para contener los robos en las comunidades de vecinos: https://www.policia.es/consejos/vacaciones.html

Después de tomar todas estas medidas y precauciones, ¡solo queda disfrutar de las merecidas vacaciones!