La comunidad de vecinos puede ser un lugar acogedor en el que todos sus integrantes se prestan apoyo mutuo o, por el contrario, un lugar hostil asemejado a un campo de batalla en el que todos conspiran contra todos. Luego hay una tercera vía, que se llama indiferencia. Tristemente, ésta última es la opción más extendida. Pero, ¿por qué nos hemos acomodado en ese punto gris?

Contra esa cultura del aislacionismo vecinal luchan los chicos de ¿tienes sal?, una app orientada a unir los vecindarios. Basta con registrarse en ella y compartir planes en los que encajen nuestros vecinos. Desde el blog de Fynkus hemos querido conocer más de cerca el proyecto y para ello hemos hablado con su fundadora, Sonia Alonso:

¿Cómo nació la idea de Tienes sal?

¿Tienes sal? nace al recordar nuestra infancia, donde todos nos conocíamos, la cercanía de los vecinos y la vida de los barrios unidos y comprometidos. ¿Dónde ha quedado todo esto? ¿A qué se debe tanto individualismo? ¿Por qué ya no nos atrevemos a pedirle un poco de sal al vecino?

Al no encontrar respuesta a estas preguntas, se pone de manifiesto que hoy en día vivimos un proceso de individualización que nos aísla, una modernidad que nos hace que no tengamos que comunicarnos ni compartir con el prójimo. Esta realidad hace necesario el impulso de una herramienta que promueva la solidaridad.

Nuestro deseo es que los vecinos dejen de ser desconocidos, volver a crear lazos personales con los que viven más cerca y así recuperar la vida de barrio y la solidaridad. Estamos convencidos de que necesitamos salir de nuestra burbuja y mirar lo que pasa a nuestro alrededor.

¿Tenéis constancia de vecindarios en los que se haya aplicado de manera exitosa?

Lanzamos en Madrid en junio y en Barcelona ¿Tienes sal? está presente desde principios de septiembre. Hemos tenido una gran acogida en muchos vecindarios. Los vecindarios se abren cuando hay un número óptimos de vecinos registrados, y ya hay un total de 95 vecindarios abierto, más de 7000 usuarios activos y casi 19.000 registrados. En los vecindarios activos hay bastante movimiento.

De momento, ¿con qué experiencia os quedáis? Algún ejemplo…

En ¿Tienes sal? puedes encontrar vecinos con los que compartir gustos, aficiones o formas de vida (cinéfilos, padres, runners, dueños de perros, etc.) Puedes encontrar ayuda en los que están más cerca (que te rieguen las plantas o te cuiden al gato cuando estás de vacaciones, tomar una escalera prestada…). También puedes encontrar las mejores recomendaciones de la zona (la mejor panadería, el mejor ferretero, el mejor técnico informático…). Los vecinos puedes organizarse más fácilmente para crear eventos o movimientos que hagan de su barrio un lugar mejor.

Por poner algún ejemplo: Ha habido muchas quedadas para conocerse, ir a tomar unas cañas, ir al teatro o ir a pasear a Madrid Río. Otra gente se une por diferentes hobbies: jugar a pádel, a ping pong, juegos de mesa, hacer senderismo, y sobre todo los animales… los dueños de perros y gatos han hecho muchos grupos.

Historias con las que me quedo: una acción en Olavide para plantar en los alcorques; un mercadillo de ropa que se está intentando hacer en Chamberí; una banda de pop en Barcelona, que la semana que viene ya tienen su primer ensayo…

¿Crees que en general falta comunicación y empatía dentro de los vecindarios? En los pueblos quizás estén más unidos, pero en las ciudades se da el caso paradójico de que la gente está mucho más apiñada y bastante peor avenida, el roce en este caso no hace el cariño: ¿por qué crees que las comunidades de vecinos en las ciudades son tan impersonales?

Falta mucha comunicación y confianza. Madrid, Barcelona y la mayoría de las ciudades grandes están perdiendo la identidad de barrio. Aunque vivimos en una sociedad muy comunicada, hay mucho individualismo y cada vez menos sentimiento de comunidad. La gente se está volviendo más desconfiada.

La intención del proyecto es facilitar la comunicación y unión entre vecinos para devolver a los barrios ese lado más amable y solidario. Pero creo que hay ganas de salir de esta burbuja, nosotros queremos ofrecer la herramienta que ayude a romper el hielo.

¿Tienes Sal forma parte de Good Hood, puedes hablarme de este grupo internacional?

Good Hood es una start-up social con base en Alemania creada en 2015 y que creó esta plataforma. Después de triunfar en Alemania como nebenan.de y en Francia como mevoisins.fr, Christian y yo decidimos llevar este concepto a España ya que creemos que España también necesita una herramienta que ayude a acercar a la gente que vive más cerca.

Good Hood es un movimiento europeo con el objetivo de volver a unir a la gente y devolver el color a las calles siempre con una visión social y solidaria.

Pin It on Pinterest