fbpx
96 099 2521 hola@fynkus.com

Desde hace mucho tiempo, cuando alguien nos pregunta cual es realmente nuestro día a día como Administradores de fincas, nos viene a la cabeza esta respuesta “Me dedico a solucionar los problemas de la gente”.

No se me ocurre mejor manera de definir nuestra profesión que la de un “solucionador de problemas“. Y esta percepción es cada vez más evidente en la sociedad en la que vivimos.

Una de las primeras preguntas “de manual” que le hacen a cualquier emprendedor de una startup para validar la viabilidad de su idea de negocio, es que identifique el “dolor” de su consumidor o cliente potencial. (customer pain).

La inmediatez con la que todos queremos resolver una situación incomoda o de dolor, que nos aleje de nuestra situación de bienestar (zona de confort) ha hecho que empresas como AMAZON, GOOGLE o incluso FACEBOOK hayan muerto de éxito.

  • AMAZON, es como nuestro rey mago durante todo el año. solo hay que pedir ese producto que necesitamos y es raro que no lo tengamos en un par de días en nuestra casa.
  • GOOGLE, nos ha acostumbrado a encontrar respuestas inmediatas a cualquier pregunta.
  • FACEBOOK, nos da aquello que mas anhelamos, reconocimiento social de manera inmediata a través de likes.

La búsqueda de la satisfacción inmediata, más que una realidad es una obsesión.

Ya no nos debería de extrañar que las profesiones del futuro se encaminen inevitablemente hacia ese objetivo. se necesitarán profesionales que sean capaces de escuchar y entender a las personas, identificar sus problemas y tomar decisiones para ponerles una solución. El resto del trabajo, será realizado por herramientas informáticas y robots, no se preocupen.

Llegados a este punto por si alguien tenía alguna duda sobre la profesión del Administrador de fincas, podemos asegurar que cumple todos los requisitos para ser una profesión de futuro.

Ahora si, hay ciertos matices a tener en cuenta, si queremos que nuestros despachos avancen al ritmo al que lo hace la sociedad.

Como administradores de fincas hemos de ser útiles a nuestros clientes (los propietarios de las comunidades que gestionamos), hemos de identificar ese “dolor” o necesidad que les esta ocasionando inseguridad, desinformación, etc…. y establecer procesos con la ayuda de la tecnología, que nos ayuden solucionar sus problemas lo más rápido posible.

Y ahora es cuando nos viene de nuevo a la cabeza el término “transformación digital“.

Esta será una necesidad que tendremos que acometer de la mejor manera posible, solucionando en primer lugar NUESTRO DOLOR, antes que el de nuestros clientes.