Con el boom de los pisos turísticos, son muchos los vecinos que se han sumado al carro del alquiler vacacional. ¿Es posible alquilar la vivienda?¿Puedo tener represalias legales? Contestamos a estas y otras cuestiones que suscitan el interés de los propietarios, para esclarecer la situación.

Si dispones de una segunda vivienda que no vayas a utilizar la temporada estival, o tienes pensado irte una temporada fuera de vacaciones, es posible que quieras rentabilizar tu salida con el alquiler de tu propiedad. Pero si finalmente lo haces es importante que tengas en cuenta una serie de requisitos como los que te vamos a resumir.

En primer lugar piensa en el uso que vas a darle a tu vivienda durante ese periodo de tiempo, y si decides alquilarla asegúrate primero de que esté regularizado el trámite para no tener problemas con la justicia. Existen dos formas de regristrar un alquiler vacacional, se puede hacer como segunda vivienda que es lo más habitual o como alojamiento turístico.

El el primero supuesto, tu vivienda únicamente se puede alquilar de forma asidua, durante días o semanas repartidas en el tiempo, pero es de manera ocasional y durante el resto del año figura como tu hogar particular. Mientras, que si te decantas por la opción de alojamiento turístico la vivienda no puede tener otro uso que no sea el de vacacional exclusivo, porque entras en el desarrollo de una actividad económica y la forma de proceder no es la misma.

En el caso de que arrendes la vivienda de manera poco frecuente, debes de asegurarte un contrato de alquiler vacacional que refleje los ingresos en la declaración de la renta, y durante el periodo que se encuentre libre el establecimiento también tienes que declararlo.

Por el contrario, si la utilizas como un alojamiento turístico y emprendes la actividad económica mencionada anteriormente, es mejor que la inscribas en la Consejería de Turismo de la Comunidad Autónoma a la que pertenezcas como un apartamento turístico.

Ahora que ya sabes cómo debes proceder, ya puedes sacarle rentabilidad a tus vacaciones y disfrutar de las ventajas que te aporta el buen regulamiento de un alquiler de este tipo.